Evalúa este post

Jazmín estrellado

Llamado rey de las flores o símplemente “la flor” por los artesanos perfumistas, el jazmín se asocia desde antiguo con la sensualidad. Dos especies destacan en perfumería: grandiflorum, herbáceo y afrutado; y sambac, con toques de miel y azahar. La esencia del jazmín, delicada y erótica, radiante, rica en matices y cara de obtener, es la más usada y cotizada en perfumería junto a la de rosa. Se necesitan seis millones de flores para la fabricación de un kilo de aceite concentrado a un precio aproximado de 16.000 euros; tal circunstancia motiva que, salvo en los perfumes más selectos, se empleen conseguidas reproducciones de laboratorio de la esencia en vez de extraerla de la flor natural.

Joy, de Jean Patou

Joy de Jean Patou

El preferido de la leyenda del cine Vivien Leigh

Un clásico. El perfume con jazmín más vendido de la historia tras el famoso Chanel nº 5. Con Joy, de Patou, nos encontramos ante un mítico aroma nacido en 1930 como expresión de lujo ante la crisis del 29 que nos remite a los perfumes de antaño. Destacan sus notas de nardo y jazmín, sándalo, ylang-ylang, rosa damascena y rosa de mayo. Un perfume con flor de jazmín creado por Henry Almeras que alcanza su más espléndida expresión olfativa durante las noches invernales.

 

Alien, de Thierry Mugler

Alien, de Thierry Mugler

Futurista envase de vidrio soplado

Cuerpo e intensidad. Alien, de Thierry Mugler es un perfume con jazmín elaborado con la codiciada variedad sambac. Ideal para la noche y la temporada de invierno, además del jazmín, predominan en Alien las duraderas e intensas notas amaderadas y ámbar. En los vaporizadores de la gama, obras de arte de precioso diseño, el vidrio soplado se transfigura en amatista, mineral de roca y topacio dorado consiguiendo el perfecto maridaje entre el arte efímero del aroma y el arte perenne del sólido cristal. Alien llegó a nuestro planeta en 2005 gracias a las buenas artes de los perfumistas Dominique Ropion y Laurent Bruyere.

 

Chanel nº 5, de Chanel

Chanel número 5

Eternamente joven

Eterno. Perfume floral con jazmín elaborado para Coco Chanel por el mago Ernest Beaux, y renovado en 2008 por Jacques Polge como Chanel nº 5 eau de Premiere. Beaux innovó el arte del perfumista al añadir aldehídos a la mezcla; dichos componentes orgánicos potencian el aroma florar sin necesidad de añadir más esencia. Por su parte, Madame Chanel logró identificar a su icónico perfume con una nueva forma de vida y un nuevo estilo de mujer. “El perfume del siglo” recibió ese título honorífico por  méritos propios al marcar un punto de inflexión en la historia de la perfumería.

La gama clásica del nº 5, cítrica, se distingue por la acidez de las esencias de flor de naranjo, rosa, jazmín, sándalo, vainilla y vetiver; en cuanto al nº 5 eau de Premiere, atemporal y equilibrado, se suaviza el carácter cítrico y se aporta una nota de salida con neroli e ylang-ylang. Se trata de un perfume con jazmín, y no de jazmín, pues el rey de las flores recibe el abrazo de otros aromas que matizan su protagonismo y lo convierten en uno más entre los ingredientes de una alquimia perfecta.

 

 

 

Jasmin Noir, de Bulgari

Jasmin Noir de Bulgari

Delicadeza y carácter a la vez

Emoción creciente. Perfume con jazmín de la firma de lujo italiana Bvlgari, adquirida por Louis Vuitton Moët Hennesy (LVMH). Nos encontramos ante una fragancia floral que, tras unas suaves notas de salida verdes y de gardenia,  gana en intensidad con sampaguita -el bello jazmín de Filipinas- y almendra, y culmina con notas de fondo amaderadas de toques ambarinos, regaliz, ámbar y pachulí. Como la mayoría de los perfumes con jazmín, es la esencia ideal para complementar una velada elegante, cena o celebración. Lanzada en 2008, es una creación de Carlos Benaim y Sophie Labbe.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.