Nunca imaginó el hombre primitivo que esos olores que descubrió cuando encendió por casualidad una fogata con ramas de un árbol podían ser referidos por Ramón Planas y Buera del Museo del Perfume en Barcelona como “el inicio de la historia del perfume”. De allí en adelante, son muchas los datos que se tienen del perfume en la historia de la humanidad.

Se dice que Nerón ordenaba que en los mejores banquetes hicieran caer miles de pétalos de rosa, mientras soltaban pájaros con alas bañadas de perfume para que con sus aleteos impregnaran la habitación de olores maravillosos. Sin embargo, durante el cristianismo hubo un retroceso porque se condena al perfume que era calificado de artimañas del diablo para que las mujeres sedujeran a los hombres.

Los árabes fueron los primeros en elaborar perfumes como el almizcle, la algalia y el agua de rosas que eran muy apreciados. Durante el renacimiento, como se extendió la costumbre de no bañarse, las damas se colocaban esponjas perfumadas en las axilas y entre los muslos para “no oler como carneros”.

Luego, Florencia y Venecia se convirtieron en las capitales del perfume. Cuando nació la química, la perfumería evolucionó porque mejoran la destilación y la calidad de las esencias. Hoy, la industria de los perfumes ha evolucionado tanto que cada vez se producen fórmulas más complejas.

Para obtener los aceites esenciales de las plantas y flores se utilizan diferentes procedimientos:

Destilación

Este procedimiento es el más usado cuando se trabaja con flores, hierbas y plantas. Se separan por evaporación los sólidos de los componentes volátiles de una mezcla. Las flores y hojas se machacan, en algunas ocasiones también se usan las raíces y cortezas, y se introducen dentro de un alambique. Se cubre con agua la mezcla. Luego de horas de maceración se pasa al siguiente paso, la destilación.

Te encantan los perfumes originales baratos, ¿verdad?

¿Quieres el mejor precio para tus perfumes habituales? Llevamos más de 10 años trabajando con perfumería selectiva 100% original. ¿Quieres formar parte de nuestra gran familia?

Ir a la tienda

En la destilación el vapor de agua arrastra los elementos aromáticos hacia la columna de destilación, allí son enfriados y se recogen en un vaso en el que se separan con facilidad el agua y la esencia.

Expresión

Este proceso se utiliza solo para la corteza de los frutos  que se agujerean, comprimen y exprimen. De allí se consigue el aceite. El extracto obtenido se decanta y se filtra sobre papel mojado para separar las partes acuosas de los aceites esenciales.

La expresión se usa  particularmente en frutas de aromas muy frescos, como los cítricos (naranjas, limones, cidra) cuyos aromas frescos no resistirán las altas temperaturas de la destilación.

Extracción o «enfleurage»

En este proceso, normalmente, se utilizan las flores más delicadas. En el “enfleurage” las flores se ponen en contacto con disolventes que absorben los perfumes por contacto. Tradicionalmente se utilizaban las grasas de animales como disolvente pero han sido reemplazadas por disolventes volátiles que se eliminan por evaporación.

Maceración

Este método está prácticamente en desuso.  Solo pocos perfumistas tradicionales siguen utilizándolo. Se emplean flores bastante delicadas como el azahar, el jazmín o las tuberosas. Los pétalos recogidos a mano se colocan uno a uno en una capa muy fina que va sobre una película de perfumería hecha de grasa animal.

En un lapso entre 24 y 48 horas los pétalos se retiraban, nuevamente a mano y de uno en uno. A veces, esto era repetido en varias ocasiones para conseguir que las grasas se saturaran por completo.

Los aceites esenciales que se extraen de plantas y flores son la base de un perfume; sin embargo, muchos de estos aceites se producen en laboratorios de manera artificial, aunque las marcas más exclusivas continúan utilizando las flores y plantas para extraer los aceites esenciales de las plantas y flores.

Por ejemplo ¿sabías que pueden necesitarse entre 2 y 4 toneladas de jazmines o rosas para obtener un kilo absoluto de estas flores? Esto explica los costos elevados de los perfumes de renombre cuando utilizan productos naturales.

Clasificación

Las fragancias se clasifican de acuerdo a la cantidad de esencias que contengan. Cuando tiene entre 2% y 4% de esencia, colonia; entre 5% y 12% de esencia, agua de colonia; si tiene entre 13% y 20% de esencia, agua de perfume; y cuando está entre 21% y 25%, estamos ante la presencia de un perfume.

Familias de los perfumes

Desde hace más de 100 años, el Comité Francés del Perfume definió los principales grupos olfativos en los que se reúnen los perfumes. En esa catalogación se distinguen siete familias:

Comprar perfumes baratos

Cítrica: Se caracteriza por ser fragancias frescas, limpias y muy volátiles. Son esencias y aceites extraídos de las cáscaras del limón y la naranja, del pomelo, mandarina y bergamota. Son fragancias jóvenes y alegres.

Floral: los componentes de notas florales son muy frecuentes en la perfumería femenina. Es la familia más grande y popular de todas. El jazmín, las rosas, las violetas, los narcisos, los lirios y los geranios son las materias primas más destacadas. Las fragancias son delicadas, románticas y muy femeninas.

Oriental: evocan sensaciones que hacen referencia a los olores, sabores, colores y paisajes de Oriente. Se elaboran a partir de aceites balsámicos, vainillas y resinas; especias (clavo, pimienta y cardamomo), plantas (jengibre, cacao y regaliz) y maderas, ámbar y almizcle. Suelen ser muy intensas, sensuales, cálidas y dulces.

Cuero: son de origen natural y sintético. Son unas de las más antiguas en perfumería. A esta familia pertenecen perfumes elegantes y sobrios. En su mayoría son fragancias masculinas.

Fougére: estas fragancias tratan de evocar el ambiente de un bosque. Parten de una misma base combinada creada con notas de lavanda, musgo, encina, maderas y bergamota. Tradicionalmente son fragancias masculinas y de aromas húmedos y frescos.

Chypre: su origen viene de los aromas que François Coty utilizó para crear su perfume ‘Chypre’ lanzado en 1917. Es una combinación de bergamota, flores, pachulí, musgo, ámbar, cuerpo y almizcle. Destacan los perfumes muy sensuales, normalmente unisex o masculinos.

Amaderada: las fragancias de esta familia olfativa están elaboradas a base de notas extraídas de las maderas de los árboles como el cedro, el abedul o el sándalo, y esencias de musgo, vetiver y pachulí. Suelen ser perfumes para hombres, aunque en ocasiones se incluyen estas notas en los femeninos para darles un halo de misterio y elegancia.

Desde SuperEsencia tratamos de conseguir tus perfumes al mejor precio del mercado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.